lunes, 16 de abril de 2012

Día Mundial contra la Esclavitud Infantil.

  • Las cifras son alarmantes, cuatro cientos millones de niños esclavos en todo el mundo.
  • Cada vez que se compra una promoción de la Cajita feliz de McDonald´s o juguetes “made in China”, se contribuye a que se siga esclavizando a la infancia del gigante asiático.
  • Hasta ahora, “para evitar el espionaje industrial” la empresa Tata, dueña de la patente, no expone cómo se fabrica el Nano, y la comunidad internacional está vigilante los tras bastidores de la fabricación.
  • Cada producto que adquirimos, puede que esté contaminado por el negocio del esclavismo.
Por Roger Pacheco Eslava.


El 16 de abril es un año que no puede pasar desapercibido. El Día Mundial Contra la Esclavitud Infantil es penosamente una conmemoración que el mundo desearía no tener en su calendario. Pero desgraciadamente, se ha hecho una pauta necesaria para advertir a la humanidad sobre los atropellos a los que son sometidos muchos niños en el planeta.

Las cifras son alarmantes, cuatro cientos millones de niños esclavos en todo el mundo, de los cuales ciento sesenta y cinco millones tienen menos de 5 años. 

Utilizados para guerras, prostitución, explotación laboral, mendicidad e incluso en el mundo del espectáculo (como circos), son sometidos al hambre, malos tratos, torturas y anulación de sus derechos consagrados en las Naciones Unidas, y más allá, ya que son traficados y comercializados sin leyes o voluntad política que lo impida. La mayoría son esclavizados en el sector informal, sin protección legal o reglamentaria.

Aunque no lo quiera creer, la esclavitud aumenta constantemente, tanto en el empobrecido Sur como en el Norte rico y desarrollado. El tráfico de niños, de órganos, la servidumbre por deudas, la pornografía, y un sinfín de actividades ilícitas son el común de millones de niños. El inescrupuloso comercio internacional, con su monopolio tecnológico, la pasividad y cinismo de los organismos internacionales, así como por las políticas económicas impuestas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, y la complicidad con los gobiernos para favorecer a las grandes compañías internacionales. 

TRÁFICO DE NIÑOS EN ÁFRICA

Las ricas plantaciones de cacao de Costa de Marfil son un reclamo para los países más pobres del oeste de África.

Traficantes compran niños a sus padres en otras naciones por la tarifa de $20 cada uno. Los niños atraviesan en autobús tres países por el golfo de Guinea hasta llegar a Costa de Marfil para poner su vida en manos de los capataces.

PROSTITUCIÓN INFANTIL EN CENTROAMÉRICA

Otro de los grandes abusos, es de los niños y niñas destinados a burdeles clandestinos en Centroamérica.

Los pequeños son comprados, robados y traficados a diferentes ciudades lejanas a su tierra natal. Son entrenados y hacinados en sótanos de dónde sólo tendrán acceso a la calle, bien sea para trabajar, o una vez que se esté seguro que está lo suficientemente “domado” para que siempre regrese o, simplemente cuando alguien los compre.

NIÑOS EN ESPECTÁCULOS. LOS NIÑOS-JINETE

Unos 3,000 niños de entre dos y siete años, han sido enviados engañados a los Emiratos Árabes Unidos para ser jinetes en las carreras de camellos que fueron prohibidas desde 2003, pero aún siguen haciéndose en la clandestinidad.

Se les da una alimentación escasa para que apenas alcancen los22 Kg, y tampoco son escolarizados ni reciben atención médica.

Los niños, son originarios de Pakistán, Sudán, Bangladesh y Mauritania, emigran a los Emiratos con el permiso de sus familias, a las que ofrecen un supuesto trabajo de pastor. Pero su oficio es el de jinete y por eso los padres, de muy escasos recursos, cobran unos $ 80 al mes por permitir el abuso.

Atados sobre el camello, su tarea consiste en darle palos y pegar gritos para que corran más rápido, muchos caen, se fracturan y en algunos casos mueren por inanición o por los golpes recibidos en caídas en competencias y entrenamientos.

LOS ESCLAVOS EN LOS DEPORTES

En Ghana, donde operan las academias ilegales del fútbol. los niños y sus familias son engañados con promesas imposibles de triunfar en equipos europeos. Muchos padres venden todo lo que tienen y se endeudan, esperando que sus hijos lleguen al Barcelona, Madrid, Manchester, o Bayern.

Entrenadores Ghaneses e intermediarios extranjeros firman a los niños jugadores, a edades tan tempranas como los 7 años con un precontrato. Comprados a sus familias los capacitan y los vendes para ganarles cientos de miles de dólares por el traspaso a los equipos europeos. Pero obviamente, no todos son resaltantes, ni todos serán adquiridos por el deporte profesional.

Pero esta es sólo una muestra, también en los países caribeños. Muchos padres fuerzan a sus niños a convertirse en estrellas del béisbol, para que equipos “grandes ligas” los firmen, y se conviertan así en el sostén del hogar.

PUEDE QUE USTED SEA CÓMPLICE DE LA ESCLAVITUD

Empresas como McDonald´s por ejemplo, utilizan la esclavitud infantil como pilar fundamental de su negocio. Sí, como lo lee, la multinacional del payasito Ronald que a tantos niños alegra.

Las tan conocidas “Cajitas Felices” distan mucho de serlo por todo lo que implica su producción. Niñas chinas (entre 12 y 17 años) trabajan entre 14 y 18 horas, disponen de 15 minutos para comer y cuatro horas para dormir en cuchitriles situados en las mismas fábricas. Al anochecer, las trabajadoras (o dagongmei) son registradas para comprobar que no han robado nada. Con sus puertas de metal y sus barrotes en las ventanas, estos talleres parecen más un cuartel militar.

Con la esperanza de salir de la pobreza, llegan a estos desalmados para montar y empaquetar como autómatas, sin levantar la mirada, darse un respiro o hablar entre ellas. Otra demostración de cómo los chinos son competitivos.

Cada vez que se compra una promoción de la Cajita feliz de Mc Donald´s o juguetes “made in China”, se contribuye a que se siga esclavizando a la infancia del gigante asiático.

EL NANO, LA GRAN SOSPECHA

En enero de 2008, en el Salón de Nueva Delhi Tata fue presentado el Nano, un vehículo espacioso y muy manejable que tan sólo cuesta alrededor de 2.000 dólares, convirtiéndose en el automóvil más barato del mundo.

Debido a su precio se espera que sea todo un éxito en ventas. Pero existe una incertidumbre, su mano de obra.

Es innumerable la cantidad de casos denunciados de esclavitud infantil en India. Y no sería raro que en la industria automotriz se utilice la mano de obra más barata del mundo, para construir el auto más barato del mundo.

Hasta ahora, “para evitar el espionaje industrial” la empresa Tata, dueña de la patente, no expone cómo se fabrica el Nano, y la comunidad internacional está vigilante los tras bastidores de la fabricación.

POR QUÉ EL 16 DE ABRIL

El 16 de abril de 1995, Iqbal Mashib, un niño pakistaní fue asesinado a la edad de 12 años por la mafia de la tapicería, después de múltiples amenazas, por cerrar empresas en las que todos los trabajadores eran niños esclavos.

Su ejemplo le hizo merecer premios en metálico en Estocolmo y Boston, dedicando ese dinero a abrir una escuela, manifestando en la colocación de la primera piedra su intención de hacerse abogado para continuar la lucha contra la esclavitud infantil.

Iqbal tenía cuatro años cuando su padre le vendió a una fábrica de alfombras porque simplemente necesitaba un préstamo para pagar la boda del hijo mayor.

Iqbal trabajaba doce horas diarias, trenzando alfombras por un a rupia diaria para saldar al deuda. Sin embargo, con los intereses, la deuda no dejaba de crecer. A los 10 años Iqbal asistió a un mitin sobre derechos humanos y su vida cambió radicalmente. Consiguió la libertad a través de una campaña del Frente de Liberación del Trabajo Forzado y se convirtió en un activo luchador contra el trabajo cautivo.

En memoria de Iqbal, símbolo de los 400 millones de niños esclavos de la actualidad reivindicamos el 16 de Abril como Día Internacional contra la Esclavitud Infantil.

QUÉ PODEMOS HACER

Cada producto que adquirimos, puede que esté contaminado por el negocio del esclavismo. Es necesario que cada consumidor sea más preocupado en el origen de lo que compra.

La reducción de ventas de esos productos por causa de boicots es la mayor de las armas para combatir.

Por otro lado está la presión internacional. Los ciudadanos pueden exigir a sus dirigentes que rechace todo tipo de intercambio comercial con países o empresas acusadas de permitir la esclavitud.

Llegará el día que el 16 de abril se conmemore otra cosa distinta a lo que se relata en estas líneas, pero antes de cumplir ese sueño habrá de luchar por él.

Gracias por tomarse la molestia de ver esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada